CONEJOBELGA

11 diciembre 2013

BEYOND LANDINGS

 


 BEYOND LANDINGS
THE CONTAINER COLLECTION 001


En la cronología landings, el 2013 cierra una puerta y abre otra. Joan Duran, su director, sabe cómo arreglárselas para eso. Dentro del calendario lunar chino, nos falta un mes para finalizar el año de la serpiente. Nada resulta más normal entonces que introducir un cambio de piel, que tendrá su culminación este 10 de Diciembre en la librería Rosario Castellanos y el Centro Cultural Bella Época, en la Ciudad de México, con la presentación de THE CONTAINER COLLECTION 001, el Flip Coin Two Video y los 35 ärtәfakts. Aquí está landings y todo lo que había behind the line: ideas peligrosas, e-mails furibundos, puntos de conexión y de ruptura, testimonios liberadores y un amplio arsenal de fotografías para todos los gustos. El libro, 464 páginas de vértigo visual, es como un mapa de la torre de Babel —a road map of our common networking o una caja negra para ser más precisos. Joan explica que uno debe revisarlo mil veces y en cada ocasión verá algo distinto. Vaya usted a saber.

landings new art + ideas from the caribbean and central america 2000 / 2010 es publicado por five-o-one art projects + image factory art foundation de Belize. landings deriva de ZERO new belizean art, al cual precede – 8 [minus 8], proyectos originados en Belize y con base de operaciones en la ciudad de Mérida, Yucatán. El hecho de ir de un proyecto a otro semeja una de esas muñecas rusas que albergan otras muñecas, hasta alcanzar un número determinado. Las matrioskas. THE CONTAINER COLLECTION 001 explora minuciosamente lo que había adentro de landings: documentos inéditos, declaraciones políticamente incorrectas/provocadoras y ciertas declaraciones heterodoxas de JD al momento actual. En una entrevista que se incluye en el volumen, nutrition for a change? [17 de abril 2010], él mismo hace un par de señalamientos:

Hay muchos que piensan que por de pronto yo seguiré inventando u organizando otros proyectos con artistas en la línea landings. Pues no necesariamente. Los que han participado, aunque fuera en una sola ocasión, han o deberían de haber experimentado, vivido —todo lo necesario y más— para haber sumado suficiente información y referencias para vivir 3 vidas consecutivas de forma creativa, digna y sólo compartir lo que honestamente sea de máxima calidad.

Buenos augurios en tiempos de lluvia eterna y gripa mental. Belize, Yucatán, Centro América y el Caribe conforman un territorio de huracanes. Una zona que ha padecido todo tipo de ciclones políticos y económicos. Guerras de intereses para fallidas democracias. The Hurricane Zone [HZ] sirve como denominación de origen. Los huracanes también son ideológicos. Muchos artistas de esta región ahora se hacen pasar por dealers de su propio talento a cambio de posiciones privilegiadas dentro del circuito artístico. Se trata de un Do it Yourself aplaudido por curadores, maestros de artes, gestores culturales, críticos e instituciones. Joan señala: «Ser artista no se trata de practicar una profesión vergonzosa, cívicamente hablando, para subir los peldaños de los Jumex y compañía. Con esta lógica, el talento artístico ya no es un reductor del hundimiento, sino una forma de afianzar el sistema arte-comercio que irónicamente es lo que hunde también a nuestras sociedades.»


El espíritu landings, precisamente, trata sobre ir a la contra, generar una postura crítica respecto a lo que pasa en el mundo y volver a nuestras raíces con inteligencia para hacerlas valer desde un punto de vista estético, ético y vital. Es un aprendizaje que rebasa el campo de las academias de arte y problematiza porqué hacemos lo que hacemos. Mauricio Esquivel, un artista salvadoreño, escribió un video mensaje el 4 de julio de 2011 a JD sobre su experiencia en landings 10, incluido en la edición:

En El Salvador existe una polarización enorme entre las clases sociales, hay pobres y ricos, entonces con base en eso, para mí es muy difícil venir a hablar de otros temas porque además es el caso de las propuestas de artistas provenientes de Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica quizás en menor medida, pero todos nos referimos a las mismas tensiones sociales.

Creo que un artista bajo tales condiciones difícilmente podría, o debería, entrar en el juego fetichista y mercantil de eventos como las ferias de arte, las subastas y los concursos por subvenciones. Posiblemente algunos modelos, aunque caducos también como las bienales y los programas de residencias, permitan la apuesta por procesos y estudios que no necesariamente devuelvan residuos coleccionables.

Somos sin duda artistas dependientes y parasitarios de sistemas arcaicos de producción y circulación de supuestos productos culturales.

Todavía recuerdo que en una de esas visitas relámpago al estudio de la calle 51 de Joan, en Mérida, después de revisar varios documentos entró en uno de sus acostumbrados pero siempre asombrosos remolinos verbales, y al final terminó diciéndome que el arte no estaba en los objetos ni en el artista, sino en los ojos del que ve. Ese gesto voyeurístico permite imaginar que detrás de cada imagen, un espectador inteligente crea una elaborada serie de interconexiones neuronales. Y que muchas veces, las obras maestras están en los pequeños gestos. Estoy seguro que como la mía existen muchas anécdotas más. landings = learning. Ahora también creo que el minucioso diseño de este 001, al cual en su momento se le llamó Big Book de cariño, responde no sólo a cuestiones visuales, sino evidentemente ideológicas. ¿Y me vengo a dar cuenta después de tanto tiempo?

–Christian Núñez



Publicado originalmente en Origama [03.12.2013]