CONEJOBELGA

27 junio 2015

taller de literatura digital_inscripciones abiertas


>> CUENTA REGRESIVA <<
 30.06.2015  

BIBLIOTECA PÚBLICA CENTRAL
MANUEL CEPEDA PERAZA 






23 junio 2015

taller de literatura digital_sedeculta + conejobelga


¿Te gustan las letras?

Genera un proyecto de escritura creativa enfocado a plataformas digitales. Aprende a conceptualizar tus contenidos e implementa las herramientas básicas para comunicarlos vía Internet. Solo necesitas vocación por las letras y una laptop.

Imparte: Christian Núñez.            
Dirigido a: estudiantes y profesionales en literatura, periodismo y comunicación.
Horarios: martes y jueves de 5 a 7:30 PM.
Biblioteca Pública Central Manuel Cepeda Peraza
Del 30 de junio al 30 de julio 2015
Sin costo (limitado a 20 personas)

INFORMES E INSCRIPCIONES: 9 423800 Ext. 54022 (horario de oficina). Secretaria de la Cultura y las Artes. Departamento de Fomento Literario y Promoción Editorial.

 >> inscríbete <<


20 junio 2015

las selfies del outsider

   
Entre la pulsión anarquista 
y la corrección política.

Buenas noches a todos, muchas gracias por estar aquí. Antes de empezar este pequeño brief sobre Nuevetrusas, quiero agradecer a El Cardenal Cantina su apertura hacia las expresiones culturales contemporáneas. Nos encontramos en un espacio que rápidamente se ha posicionado como punto de encuentro habitual para músicos, artistas visuales y creativos interdisciplinarios. Lo cual nos habla del espíritu de los tiempos, de la disolución de ciertas categorías académicas rigurosamente ridículas. Y del calor que hace en Mérida.
Nuevetrusas funciona como un artefacto literario perfectamente organizado. Rígel Solís consigue una estructura sólida pero flexible a través de una novela nutrida con jugosos relatos. Su estilo, como algunos ya conocen, combina una especie de slang yucateco, anécdotas humorísticas de crítica social, sabrosas fantasías eróticas y una galería de personajes que transitan del patetismo a lo escatológico heroicamente. Con un estilo directo, sumamente ágil y un poco trovadoresco, la trama nos lleva de un paisaje regional a otro sin aburrirnos jamás.
En una entrevista para CONEJOBELGA, Rígel me señalaba que Gilberto Salazar, el protagonista de Nuevetrusas, es un adulto adolescente que experimenta “momentos de soledad porque él lo decide así, pero también porque es un rechazado.” Pienso que esta especie de Peter Punk novelesco refleja algunas de nuestras contradicciones generacionales. El autor nos habla también sobre su travesía sonora del metal épico a las sinfonías de Wagner y, en cierto modo, recorre una ruta similar a la de su personaje, aunque a la inversa: del adolescente cáustico al adulto refinado.
Sin ánimo de caer en juicios dogmáticos, podemos decir que Nuevetrusas se muestra como síntoma de las ambigüedades de lo contracultural, de la oscilación entre ser outsider y mainstream a la vez, de nuestra síntesis entre la pulsión anarquista y una inevitable corrección política. En este sentido, refleja con sorna el comportamiento milennial regionalizado, cuyas ideologías son también una broma estúpida. No hay nada en qué creer, pero al decirlo creemos en algo. Así reivindicamos el punk, y de paso nos tomamos una cerveza.
No obstante, la primera novela de Rígel Solís merece nuestra atención por mérito doble: además de estar muy bien escrita, es sumamente divertida. Editada en Barcelona bajo el sello independiente Ediciones Oblicuas, su difusión ha trascendido las fronteras de México. E incluso los formatos impresos, ya que puede adquirirse en Amazon y la itunesStore como e-book. Por eso estamos aquí. Para festejar el nacimiento de Nuevetrusas mientras nos hacemos selfies. A seis meses de distancia, este bebé ya es bastante ruidoso.
Qué cagado, ¿no?
 



Texto presentado en El Cardenal Cantina / MID, YUC., 19.06.2015



18 junio 2015

dame más chiptune_entrevista con luis cruces



Colors, primer álbum oficial de Plastic Dungeons, fue liberado hace unos días en bandcamp. Entrevistamos a Luis Cruces sobre su alucinante propuesta sonora.
 
AUTOCRÍTICA 
Te voy a decir un secreto. Yo produzco en el autobús porque es cuando me encuentro en un lugar donde no puedo hacer nada más. Finalmente, creo que todo lo que aprendí en artes visuales lo estoy aplicando ahora en la música, incluyendo la autocrítica. Tengo que ser sincero conmigo mismo. Si una obra es mala, es mala. Si necesita cambios, hay que hacer los cambios. Si no quedó, hay que volver a intentarlo. Yo aplico todos estos conceptos.
  
PLASTIC DUNGEONS  
Hace cuatro años que hago chiptune. Antes hacía improvisación experimental con un Nintendo 3DS y un Nintendo Lite más en la onda 8 bit. A partir de ahí me interesé en programas como el Little Sound DJ—uno de los más conocidos para hacer chiptune—y ya luego empecé a producir directamente en mi Game Boy, con las limitaciones del hardware. Como sabes, el Game Boy tiene cuatro canales de audio igual que el NES. El mío está modificado con un programa que se llama ProSound y grabo los temas a través de un cable RCA con un plug de 3.5 conectado a la computadora. Hago ligeros cambios y al final guardo en WAV los archivos de audio. El Little Sound DJ requiere mucho ensayo y error, programar y reprogramar hasta obtener el sonido que quieres. Implica un largo proceso de aprendizaje.
  
ENGAÑAR A LA MÁQUINA 
Hacer música en un Game Boy que sólo tiene 4 canales resulta complicado. Es muy difícil pensarla. Sólo para hacer un platillo y un bombo ya ocupé 2 canales. Si quiero hacer una batería más compleja, en ocasiones se ocupan hasta 3. Entonces hay momentos en los que tengo que alternar 2 sonidos en un solo canal. Y acomodar los sonidos representa cierta dificultad. Hay que engañar a la máquina.



ESTO NO ES CONTRA 
Al principio solía escuchar un tipo de chiptune que emulaba los videojuegos. Pero conforme avanzaba conocí a músicos contemporáneos que también hacen chiptune introduciendo ritmos de electrónica como dubstep, noise, house y demás. Gradualmente, mi música se volvió más digerible. La gente piensa que el chiptune que hago es como Mario Bros, e incluso me lo han dicho. Y en realidad no es así porque los ritmos resultan muy diferentes. No es Sonic, no es Mario, no es Contra. Son otros ritmos.
 
SOLITO 
Por lo general empiezo con una idea, con un ritmo, pero digamos que la música se construye sobre la marcha. Voy agregando sonidos y siento que el track se arma solo. Solito me dice qué hacer. Me parece que toda mi producción ha surgido así. No significa que sea inconsciente, pero sí es muy lúdica. Parte de una semillita y CRECE.

¿Un ejemplo? Al trabajar con los textos de The Crying Boy, partí de una imagen para utilizar tonos graves u oscuros y otros más ligeros o alegres. Era una combinación entre situaciones inocentes con un trasfondo muy pesado. Entonces partía de sonidos naíf y de repente introducía bajos para crear disonancia.



COLORS
Parte de mi aprendizaje como compositor tiene que ver también con la progresión de las melodías. Antes me pasaba que si un tono me gustaba mucho, lo conservaba demasiado tiempo. En Colors, las piezas Save y Kuki son las que tienen más cambios. El título del material evoca la particularidad en cada color, su carácter independiente. No le quería llamar Arcoíris a mi disco, pero sí Colors.

Cada tema es muy diferente a los demás: Mr_L está inspirada en un artista de chiptune, Lo-bat, que me sorprendió por su música muy bien pensada. Canales organizados, mucho ruido pero armónico. Mi tema le rinde homenaje. Save es de mis favoritas. A veces involuntariamente se me borran las canciones, entonces cuando la tenía que guardar en el Game Boy le puse Save, y se quedó así. Es la tercera, aunque pienso que con ella bien podría cerrar el disco. NeneBoom está dedicada a un amigo, Nelson Ibarra, porque cuando nació su nena se quedaba demasiado tiempo con ella y nosotros le decíamos: No, Nelson, tranquilo, no va a explotar.



PARA QUE EL CHIPTUNE CREZCA
Este es mi primer release oficial (si no me equivoco, el primero hecho en Yucatán) y al mismo tiempo funciona como un pretexto para crear una comunidad chiptune dentro de la región. Realmente es un reto, porque no conozco a ninguna persona que se dedique a ello en el estado. En cambio, en la Ciudad de México y el norte del país hay varios músicos dentro de una escena activa. Está el Colectivo Chipotle, que organiza el Festival Format DF, por ejemplo. Con ese propósito lancé el EP. Mientras más lo siga expandiendo, más lejos puede llegar.  
DIFUSIÓN  
El lanzamiento del álbum fue virtual [el pasado 12 de junio], en parte porque he tenido experiencias desagradables al tocar aquí. En el Tsunami 2014, se retrasó mi presentación como 2 horas y finalmente me desconectaron el audio 10 minutos después de haber empezado. Me dijeron: Ya se acabó la convención, a mí hasta acá me pagaron y ya me voy. Para mí fue un golpe muy duro.

Como resultado de esta experiencia, decidí seguir produciendo sin hacer ya ninguna presentación. El problema de fondo es que no existe la cultura del chiptune en Yucatán, y aunque haya espacios disponibles, no se ha conformado un público ad hoc. Por eso mi disco es gratuito. A través de Colors hago una invitación para que los usuarios puedan descargarlo. Está disponible en 3 plataformas: Bandcamp, Soundcloud y YouTube. Los discos en físico sólo tendrán el costo de los materiales.  
 
FANBOY  
Nunca quise admitirlo, pero creo que soy un fanboy de Nintendo. Yo creci con un NES que era de mi papá, luego un Super Nintendo, y más tarde tuve un Game Boy. Mis recuerdos giran en torno a Nintendo y sus personajes. No me despego de los clásicos. Acabo de terminar The Legend Of Zelda – Link’s Awakening. El Game Boy siempre me pareció una maravilla. Mis canciones las hago con el mismo que tenía de niño.


Imágenes: Cortesía Luis Cruces + Screenshot de Link's Awakening


05 junio 2015

una constelación de refugios_entrevista con priscila ramos



Priscila Ramos presentó recientemente la muestra Refugios en el taller de grabado Calle Estampa. Dibujo, pintura, bordado e instalación esbozan un contexto de ideas y reflexiones sobre la memoria, los lazos familiares y el sentido oculto del duelo. 


OTRAS TÉCNICAS
Desde enero/2014 estuve trabajando en el proyecto Turning the Table, Understanding Cross-cultural Movements, organizado por el Museo Fernando García Ponce-MACAY y el Guadalupe Cultural Arts Center de San Antonio, Texas. Básicamente se proponía un intercambio con artistas de EEUU partiendo del tema de la identidad, y se recolectaron objetos en contenedores de acrílico, donde cada colaborador depositaba materiales de valor simbólico. En julio del mismo año se presentó en Texas una pieza colectiva, Kotah, y los artistas de allá vinieron al MACAY a mostrar su obra.

Paralelamente, había realizado retratos desde hace dos años, y comencé a bordar imágenes. Digamos que me he dedicado al grabado de forma consistente, pero también me preocupaba incluir otras técnicas para favorecer mi desarrollo como artista. Esta muestra es muy variada. Incluye dibujo, bordado, pintura, instalación... Hace mucho tiempo que no pintaba.

LOS REFUGIOS
En cuanto a las características que definen mi obra, ahora estoy utilizando elementos naturales locales—un capullo, una concha marina, jícaras—, imágenes simplificadas y concisas, colores más claros a los que usaba antes, colores neutros y pequeños formatos. Respecto al contenido de las piezas, suelo emplear ciertos materiales para detonar recuerdos y una sensación de apego en el espectador. Continúo elaborando una reflexión sobre la memoria, y en este caso exploro el tema de los refugios. Trato de referirme a objetos físicos pero también a refugios espirituales, reflejando conceptos como los de seguridad y confianza. Una referencia adicional es el libro Las ciudades invisibles de Italo Calvino. Me basé mucho en una ciudad que se llama Olinda, la cual crece a partir de un alfiler y se ensancha cada año como los anillos de los árboles.


TENSIÓN INTERNA  
En relación con mi obra anterior, Refugios presenta cambios notables, no tan drásticos, aunque sigue habiendo un elemento de tensión y de lucha interna. Soy consciente de ello y tampoco excluyo esa parte de mi personalidad. Creo que mi alma siempre se está transformando. Como sabes, soy cristiana y si bien el significado de mi obra queda abierto, también me interesa mostrar ciertos aspectos del cristianismo. En específico, el carácter de Dios y los rasgos que lo definen, como la soberanía, la omnisciencia y el amor.

Por otro lado, últimamente viví pérdidas familiares, y esta experiencia de duelo aparece desde una perspectiva positiva en mis piezas recientes. Por lo menos en este bloque de obra sigo en un proceso de búsqueda, pero sé que las ideas están mucho mejor aterrizadas.


STOCK DE OBJETOS
Fundamentalmente, mi proceso creativo ha sido el de recolectar cosas todo el tiempo. A dondequiera que voy, trato de encontrar elementos que me gusten y me sirvan. Tengo un stock de objetos recolectados. Eso es algo que siempre hice, incluso antes de ser artista visual. Hace poco, durante un viaje a Chetumal, encontré un set de fotos de una persona desconocida, y ahí las tengo. Luego, en ese mismo estacionamiento, encontré otras. ¿Te acuerdas de Amélie? Me sucede algo parecido. Soy una especie de acumuladora.

Posteriormente analizo estos hallazgos y me pregunto: Bueno, ¿y ahora qué puedo sacar de aquí? Entonces un objeto puede pasar a ser un dibujo, un grabado puede pasar a ser una pintura, o una pintura se puede convertir en otro objeto. No encasillo todo en el grabado. Más bien observo de qué manera se puede solucionar mejor una pieza.
 
EL NIÑO Y EL CABALLO
Cabe mencionar que junto con el contenedor de objetos, suelo llevar una bitácora que me permite relacionar ideas a través de apuntes y dibujos. Eso me ayuda muchísimo. De hecho, hay un elemento que quizá hayas visto, una imagen que inconscientemente utilizo bastante: la de mi abuelo con su primo en un caballo. Ya me lo han dicho varias personas: «¿Otra vez el caballo y el niño?», y todavía no sé porqué los uso tanto.


PIEZAS COMENTADAS
Refugios temporales, una de las obras clave de la muestra, sintetiza muy bien el concepto que estoy desarrollando. La resolví con muy pocos recursos, de forma casi minimalista. Todos estos elementos naturales poseen cierta temporalidad. Aquí me interesa el tema de lo eterno del alma, que se guarda en un refugio como el cuerpo.
***
La serie de Las familias muestra a un conjunto de personas unidas por una línea o cúpula. Decidí no poner rostros; así cualquier espectador puede generar mayor empatía con las siluetas. Únicamente añadí ciertos detalles textiles para dar indicios de identidad. El bordado connota delicadeza y un tratamiento minucioso; podría decirse que es minimalista y planeado al mismo tiempo. Finalmente, incorporé dibujo y degradados con un bolígrafo.
***
En Pequeños refugios, las texturas son muy notarias. Se trata de una serie de litografías relacionadas con Las ciudades invisibles y el crecimiento circular.




CALLE ESTAMPA  
Me interesa darle difusión a nuestro espacio y hacer énfasis en el hecho de que realizamos una labor de equipo. En las instalaciones de Calle Estampa [C. 60 no. 582A x 73 y 75, Centro Histórico de Mérida] impartimos talleres de grabado, serigrafía y dibujo de forma periódica. Ofrecemos servicios de serigrafía y también rentamos las instalaciones para que otros artistas vengan a trabajar (principalmente, vienen a imprimir con la prensa sus grabados). Hemos visto que sí hay respuesta de la gente y seguiremos trabajando para consolidarnos. Queremos dedicarnos a esto.


Imágenes: Cortesía Priscila Ramos
La casa_acrílico y lápiz sobre tela_50 x 80 cm (2015)
Abrazo_acrílico y lápiz sobre madera_20 x 20 cm (2015)
Fotografía del archivo de la artista
Refugios temporales_instalación (2015)
Las familias_hilo, tela, bolígrafo (2015)
Pequeños refugios_litografía intervenida_36 x 27 cm (2015)


CONEJOBELGA agradece al taller Calle Estampa las facilidades otorgadas para la realización de esta entrevista. La muestra Refugios cierra el 12 de junio.