CONEJOBELGA

27 mayo 2015

yo vengo del underground_entrevista con rígel solís


Energía, contundencia y atrevimiento son algunos de los rasgos que definen la escritura de Rígel Solís, quien recientemente publicó en España su primera novela, Nuevetrusas. CONEJOBELGA entrevistó al autor.

ROCK
Yo vengo del underground. Empecé escuchando rock, a los Sex Pistols, y luego más punk en la secundaria, y después metal—culposamente me gusta mucho Helloween. Pasé por un periodo gótico. Estuve en el movimiento urbano que surgió en Mérida [Yucatán] en la década de los 90’s. Siempre he dicho que el rock me abrió las otras puertas del arte. Del metal épico llegué a la música clásica, y acabé en Wagner. 
 
NUEVETRUSAS 
El protagonista es un personaje patético, triste, un adulto adolescente. Todo le pesa como a un camello. Tiene que sentir la carga del pasado para poder dejarla y ser libre, y convertirse en león. Digamos que ahí tenemos el sustento filosófico. El personaje que carga para después liberarse. Ahora bien, lo que yo siempre hago es reírme de mí mismo. Lo cual se dice fácil pero tiene su chiste. Nuevetrusas proyecta dolor, sufrimiento y baja autoestima entre chistes, anécdotas y un uso particular del lenguaje.

Estructuré la novela en un lapso de 2 meses. En ella se intercalan varios cuentos que curiosamente están relacionados con la trama principal. Ahora estoy escribiendo la secuela—yo le llamo el lado B—, donde ya el Nuevetrusas se libera de su carga. Peregrina tiene que ver con la búsqueda de la mujer y el amor ideal. Yo lo que quiero es volver a ser niño, a escribir sin ninguna pretensión, como en los Cuentos de sexo, drogas y rock and roll. Recuperar la inocencia.  




OUTSIDER 
En Nuevetrusas enfatizo el tema del rechazo. El protagonista tiene momentos de soledad porque él lo decide así, porque rehúye las multitudes, pero también porque es un rechazado.

En mis personajes, hay mucho de Rígel. Un fiel reflejo.   
 
VIDA Y LITERATURA 
No me preocupa demasiado lo que pase con mis libros una vez liberados. Sí pienso en cómo los percibirá el lector, pero no me quita el sueño. En realidad, no me siento un novelista, un escritor de oficio. Yo no tengo formación literaria académica, mi origen es contracultural. Francamente, me parece que para que haya literatura tiene que haber vida. Tú puedes ser un escritor documentado, pero si no hay experiencia…
 
PROCESO CREATIVO 
Es muy orgánico, pero procuro que también sea racional. Existe cierto impulso inicial y luego un periodo más organizado en el que intento establecer un balance con la forma y las estructuras. Básicamente, labor de ingeniería.
 
AUTORES DE CABECERA 
Tengo dos fuentes literarias inmediatas. La primera es la obra de Antonio Mediz Bolio, en concreto La tierra del faisán y del venado, un libro sumamente bello con una poesía y un tratamiento del amor romántico increíbles. El segundo es Knut Hamsun, cuyas novelas Hambre y Pan retratan a un personaje vagabundo mediante monólogos internos. Lo leí de causalidad, quizá de forma indirecta por Juan Rulfo. Me gusta mucho John Kennedy Toole y su manera de observar el entorno—entre satírica y analítica—en La conjura de los necios. Digo que soy mal lector porque hay muchos autores imprescindibles que no he leído, y que debería leer si tengo pretensiones literarias.

ENFERMEDAD DEL ALMA 
Toda la vida he ido diciendo que la psicología es una mamada. Sin embargo también he realizado un ejercicio de introspección constante a través de las letras, y quizá lo digo porque pongo una barrera entre los demás y mis conflictos personales. Por momentos me he sentido enfermo del alma. Por eso he recurrido a la escritura. 

ESTILO 
Escribo con un estilo costumbrista porque así hablo, no porque quiera rescatar cierto tipo de lenguaje. Sin embargo también existe una búsqueda formal, y en la mayoría de los casos contextualizo el empleo de palabras o expresiones locales para que el lector pueda comprender su significado. Me parece que este estilo se ha pulido con el paso del tiempo. Con la editorial no hubo problema [Ediciones Oblicuas, radicada en Barcelona, España]. Me dijeron que el libro estaba muy pulido y que las palabrejas se entendían. Además se trata de un sello que lo mismo publica a un escritor de Mérida o de Monterrey que a otro de Uruguay o Argentina.

HELADEZ YUCATECA 
Por ejemplo, la palabra heladez [que designa una ráfaga de clima frío en Yucatán] me la estaban cambiando por helada, y les pedí que la conservaran porque era un localismo. No hubo mayor problema.

Por otro lado, yo quería que la ciudad de Mérida y ciertos lugares representativos del Estado tuvieran mucha presencia: las calles del Centro Histórico, la costa yucateca, las zonas arqueológicas, municipios como Maní. Lenguaje, gastronomía y geografía ocupan un lugar fundamental. Para mí es una cuestión de orgullo.

VIAJE 
La experiencia en Barcelona, a donde viajé en diciembre de 2014 para la presentación del libro, fue chingonsísima. Me di cuenta que fui a buscar algo ahí que realmente ya tenía en Mérida, pero pude abstraerme, ver otras cosas y tener un gran encuentro conmigo mismo. No había necesidad de ir tan lejos. Una de las grandes lecciones del viaje fue preguntarme «¿Qué echas de menos?» Y entonces pensaba que lo único que te hace falta en la vida es lo que echas de menos. Todo lo demás son pendejadas.

DIFUSIÓN
A raíz de la publicación de Nuevetrusas, algunas personas me han dicho: «Me encanta cómo escribes, cabrón, pero no voy a comprar tu libro. No voy a comprar un pinche libro que cuesta 14 euros para esperar que en dos semanas me lo envíen a mi casa.» No se habla mucho de él. Los veinticinco ejemplares que me dieron, los vendí enseguida. En Amazon y la iTunesStore puedes conseguir la versión electrónica para Kindle o Ipad [a un precio de 8.99 dólares y 119 pesos mexicanos, respectivamente].

LITERATURA YUCATECA 
No podemos hablar de una literatura yucateca contemporánea. ¿Qué es esa puta madre? No veo realmente una estética de referencia. De repente me gusta leer a Carlos Martín y Adán Echeverría, por mencionar dos autores. Mart una estmientomporservando balance con la forma De poetas no ubico a muchos. A veces hago una broma al respecto de que cuando descubrimos un poeta yucateco chingón, resulta que es campechano.


Nuevetrusas
Rígel Solís
Ediciones Oblicuas
1ª edición
España, 2014

Imágenes: 
Un pequeño instante_Rodolfo Baeza_óleo sobre lienzo, 80 x 80 cm_2012
Triptych Of Sid Vicious_Peter Gravelle_fotografía análoga_1967
Retratos de Antonio Mediz Bolio + Knut Hamsun + John Kennedy TooleViews Of Skies 
(Tríptico)_Christian Núñez_fotografía digital_2014-2015