CONEJOBELGA

12 mayo 2015

lengua materna_entrevista con julio robles



Julio Robles, diseñador e ilustrador mexicano, ha desarrollado una obra visual influida por elementos de la cultura zapoteca istmeña. En CONEJOBELGA le seguimos la pista desde hace algún tiempo.

YO NO SABÍA NI MADRES
Desde la primaria empecé a tener inquietud por el dibujo. Hacía desde caricaturas hasta periódicos murales. En la secundaria, cuando surgió la oleada del grafiti, yo aún seguía dibujando. Quería estudiar Medicina Deportiva ya que otra de mis pasiones es el fútbol, pero por azares del destino tuve un accidente, me operaron y no pude continuar. Entonces decidí irme de Juchitán a la capital de Oaxaca, y mientras realizaba los trámites de ingreso a la universidad, me llegó esa lucecilla de estudiar Diseño Gráfico. Los 3 años de licenciatura fueron un poco locos, porque no tenía computadora, no sabía usar los programas ni nada por el estilo. Yo no sabía ni madres, todos mis trabajos los hacía manualmente. Hasta que un día mi papá me regaló una lap y de ahí empezó la fascinación por los vectores, las ilustraciones, los personajes y los carteles.

SÍNTESIS
En mi trabajo, los colores, la composición, la simetría y la geometría son aspectos importantes, que me ayudan a simplificar y sintetizar. Intento desarrollar un sello. Por ejemplo, siempre utilizo una paleta de colores y el detalle de los ojos caídos. Me inclino un poco hacia la cultura zapoteca istmeña, a investigar historias y leyendas de mi pueblo. En algunas ilustraciones añado una referencia a nuestra parte espiritual, que sale y está dentro de nosotros. Juchitán es un lugar muy bello, muy bonito. Siempre llevo presente de dónde soy y de dónde vengo. Sobre todo la humildad. Somos un pueblo humilde. 

Trato de tener un estilo muy básico, influido por las técnicas manuales. Trabajo achurados como los que dejan las gubias en el linóleo, en la madera, en el cobre. Manejo capas, pero así como puedo utilizar 15 capas en una ilustración, igual puedo trabajarla en una sola capa. Siempre veo cosas en Internet, y he estado simplificando un poco más el trabajo, llevándolo hacia una síntesis mayor.


PROCESO CREATIVO
Desde la universidad trabajé con técnicas manuales, de modo que mis bocetos tienen ese estilo, al que me gustaría llegar en lo digital. En ocasiones me sirve de apoyo indagar un poco por Internet, ver obras, contar con un banco de ideas e imágenes. Así desarrollo una línea de palabras clave que me interesan. A veces las escribo, y a veces sólo las agrupo mentalmente. De ahí, cuando ya tengo la idea concreta, hago el boceto a lápiz. Siempre he trabajado con tres lápices de diferentes colores para ver oscuridad, sombras, medios tonos, luces. Suelo realizar el boceto tal cual como lo quiero, así que no tengo dificultades a la hora de digitalizarlo. La parte manual me ha servido para poder culminar de manera satisfactoria los trabajos digitales. Todo mi proceso de ilustración digital es con mouse, manejando transparencias, unificaciones, degradados, semitonos. Al final, para añadir el acabado como en linóleo, utilizo la tableta.


HUARACHES HECHOS A MANO
Retomo la cultura oaxaqueña en general. Por ejemplo, algunos colores que utilizo los retomé de huipiles de Juchitán, de todo el Istmo de Tehuantepec. Son trajes regionales con flores bordadas o tejidas a mano, características del traje típico de nuestra región. Te comentaba que mi pueblo es muy humilde, y ahí mucha gente todavía sigue utilizando huaraches hechos a mano. Yo los llevo en algunas ocasiones cuando me invitan a impartir talleres.

Otro de los sellos de mi obra son los títulos en zapoteco, mi lengua materna. Hacer esto despierta la inquietud de la gente por preguntar qué significan.


DXITA STÍ BINNIDXABA'
Esta pieza (arriba), cuyo título en español significa Huesos del diablo, surgió durante un proyecto con plastilina epóxica y más tarde la llevé a la ilustración (donde se nota un proceso de mayor trabajo). Es una representación de este personaje sobrenatural y maligno, que siempre me ha agradado. De niño me tocó escuchar historias de nahuales, así que tengo una inclinación por el aspecto espiritual de las cosas.


CIUDAD DE MÉXICO
El ambiente que existe acá en el DF es muy distinto al de Oaxaca. Esta ciudad es un monstruo. Pienso que si no aprendes a vivir, la ciudad te come, quedas rezagado. Tienes que estar viendo día a día cómo te vas a mover, cómo vas a tragar. Es una ciudad exageradamente grande y que me ha dado muchas cosas buenas, como trabajar en el INBA, en el Conservatorio Nacional de Música (vengo de una familia de músicos). Con ese trabajo, el DF me abrió las puertas. No tenía ni idea de que hoy seguiría viviendo acá. Después de año y medio, dejé el INBA y estuve colaborando con el maestro Arturo Negrete en 75 grados, dentro del Taller en Vida. Muchos contactos empezaron a conocer mi trabajo, recibía invitaciones para exposiciones y proyectos de revistas. Eso también me abrió muchas puertas. He participado en concursos (una pieza mía fue seleccionada ganadora en Los Angeles). Hice trabajos para empresas farmacéuticas, grupos musicales (realización de discos), para el Instituto Nacional de Lenguas Indígenas (INALI), en páginas web, y sobre todo ilustraciones de películas y caricaturas. Las cosas van por buen camino.
 
  
2015
Para este año hay varios proyectos. Me invitaron a participar en el libro Ases de América, para la Copa América Chile 2015, donde colaboré con la ilustración de un futbolista oaxaqueño de la selección, Javier Aquino. Otra exposición a la que me invitaron será en San Luis Potosí, en la galería Trópico, para intervenir una tabla de longboard. Y también hay un proyecto de impreso móvil dentro del marco de la 12ª Bienal de La Habana. Serán alrededor de 300 artistas mexicanos los que participarán en este intercambio cultural con piezas de linóleo que se van a imprimir en las calles y barrios del centro de la ciudad habanera. Vienen también algunos talleres y, bueno, trabajos para clientes siempre han existido.


NUNCA SE DESANIMEN
¿Qué puedo decirle a la gente que está iniciando en esto de la ilustración digital y el diseño? Que le macheteen todos los días, que trabajen, conozcan gente, compañeros, amigos. Que sobre todo aprendan a platicar, para ir aprendiendo de los errores, y aprovechen las características positivas del camino que eligieron. Nunca se desanimen. Pónganse una meta, y a lo mejor en un corto tiempo van a llegar y van a estar sonriendo al final.

Ti diuxi ne ti riguiidxidxiichi’ (Saludos y un abrazo).

Ilustraciones: Cortesía Julio Robles
 Maggie The Inca Princess 
Tótem Guendanagachi (Tótem misterioso)
Dxita stí binnidxaba' (Devil´s bones)
Javier Aquino “Soy oaxaqueño”
Bacaanda' (Sueño)