CONEJOBELGA

16 noviembre 2016

the internet_hipnosis para días líquidos



Perfecta fusión entre jazz y hip hop.


Tal vez oír álbumes completos esté pasado de moda, pero todavía realizo ese extraño ritual. Tengo un aura más bien clásica: incluso leo las letras y escucho los temas en orden. De hecho, existe una banda muy buena, The Internet, con un álbum luminoso: Ego Death. El disco tiene pasajes débiles—ciertos momentos sobrados—, pero es un material con un mood agradable. Se recomienda escucharlo en audífonos o con un buen sistema de sonido, y subirle a los bajos.

La voz de Syd tha Kyd—una caricia, dulce y melódica que flota sobre bajeos funk, ritmos entrecortados y coros pegajosos—es puro chicle de miel. Álbum evocador de micro bailes, podría ser la banda sonora de la generación #NetflixAndChill y los oficinistas cool. El track Girl, por ejemplo, sabe a una piña colada en Tulum. ¿Special Afair? Una belleza que flota hacia tus oídos, con ritmo lento pero muy funk, al ritmo de la sonrisa de Syd tha Kyd mostrando todos los dientes. Puedes realizar unos pasos de baile miniatura al ritmo de Get Away. Puedes recalentar una papa al horno escuchando Under Control. La batería marca un funk orgánico, el sonido limpio de las guitarras ejecutan una melodía bossa que flota en compañía de una voz envuelta en reverb. Te puedes dar cuenta rápidamente que es la música ideal para hacer otras tareas.

Just Saying/I Tried fusiona dos tracks en uno. La primera parte desarrolla una base de hip hop con el pegajoso coro que repite You Fucked Up. A partir del minuto 03, la melodía evoluciona al sonido de los acordes suaves de una guitarra sin distorsión, y la voz melancólica y dulce de Syd expresa que tal vez algún día encontraremos un suelo común. Abundan las referencias sexuales, la idea del deseo y el anhelo—el ambiente que este álbum crea es íntimo y erótico, ideal para estar solo o bien acompañado. Ego Death suena a neo soul de California emanado directamente de las filas del colectivo de skaters que se han convertido en MCs y productores, Odd Future. La atmósfera en general construye un palacio celeste con delays, voces brillantes y ecos húmedos de melodías pegajosas, guitarras limpias, beats de hip hop y sintetizadores 4.20.

Veredicto: el sonido de The Internet en Ego Death resulta bastante etéreo, hipnótico y seductor. Sus estructuras son cambiantes y, por momentos, pareciera que hay canciones dentro de canciones, puentes y cambios que hacen que de repente te descubras rapeando solo. Perfecta fusión entre jazz y hip hop. Si te gustan las bandas que combinan las voces dulces y melódicas—como la de Tracey Thorn—con beats de R&B, quizás este sea tu lodo. El agua perfecta para tus días líquidos. La lluvia que moja por dentro.

Cambio y fuera.



Ego Death
The Internet
Odd Future/Columbia, 2015