CONEJOBELGA

19 abril 2016

el arte de medrar

 
Que comience la carnicería.

Un Toyota Camry azul y el bramido de un perro es todo lo que Frank Underwood necesita para engancharnos. A partir de ese lamentable evento, nuestro protagonista mira de frente al espectador y le comenta: “Hay dos clases de dolor. El tipo de dolor que te hace más fuerte, o el dolor inútil, que solo es sufrimiento. No tengo paciencia para las cosas inútiles.” El perro muere en sus manos, desprotegido, y el perfil de este personaje se dibuja en apenas una escena. Frío, calculador, irresistiblemente carismático. Un político, pues. 
House Of Cards—una de las series exclusivas de Netflix—es un drama político que ha cosechado notable éxito de audiencia y crítica. Su protagonista, interpretado por un perverso Kevin Spacey, es un congresista estadounidense lleno de ambiciones, sincero y cínico a partes iguales, que moverá las piezas a su favor para ocupar la silla del Secretario de Estado. Para ello, cuenta con la oportuna participación de Claire, su bella esposa: uno de los papeles más deslumbrantes de Robin Wright. Y también, de Zoe Barnes (Kate Mara), una audaz periodista en ciernes. 
David Fincher inauguró la primera temporada, y recibió un Emmy en 2013 por la dirección del primer capítulo. A su vez, Robin Wright obtuvo un Globo de Oro como Mejor Actriz de Serie/Drama el mismo año. A la fecha, las intrigas de House Of Cards continúan y se ha previsto una quinta temporada para 2017. “En un congreso lleno de mezquindad y lasitud, mi trabajo es limpiar las cañerías y mantener los desechos cloacales en movimiento”, explica Frank con su característico estilo aclaratorio y despiadado. La cuarta pared se ha roto: que comience la carnicería. 
Otro de los aspectos atractivos de la serie han sido sus excelentes campañas online, con ejecuciones limpias, ingeniosas y ejecutadas de forma inteligente. Con ellas, Netflix promociona sus servicios, el contenido de la serie y de paso, hace dinámicas virales en Twitter. Para la cuarta temporada, el ahora presidente de EEUU Frank Underwood ha lanzado el sitio web FU2016 con promesas políticas que lo vuelven aún más desvergonzado. Un obsequio visual que sugiere nuevas deslealtades bajo la mesa. 
Traiciones, suspenso y comedia negra: House Of Cards nos reconcilia con nuestro lobo interior. Sufrir es para los débiles.




Solo hay una regla: cazar o ser cazado.
Frank Underwood