CONEJOBELGA

03 abril 2019

[d]raw_el dibujo como lenguaje


Adrián Bastarrachea inaugura el próximo
5 de abril su cuarta exposición individual
en el taller Calle Estampa.


La Muestra

A partir de la premisa del dibujo como lenguaje, Adrián Bastarrachea compone piezas de una imaginación técnica inusual.

[D]RAW propone una reflexión sobre el sentido del dibujo en la actualidad. Enmarcada a conciencia en la historia de la gráfica, responde a una necesitad de renovar el carácter plástico del dibujo, la investigación del diagrama y el rechazo al cliché. Compuesta por obras en técnicas como la litografía, el aguafuerte, la tinta y la acuarela, también incluye un grabado en coedición con el taller Calle Estampa.

Todas las obras estarán a la venta.

La muestra se inaugura el próximo 5 de abril en el taller Calle Estampa, ubicado en la calle 57 #552 por 66 y 68, Centro Histórico de Mérida. Entrada libre. Vino de honor.





El Autor

Adrián Bastarrachea estudió Diseño y Comunicación Visual en la Universidad Mesoamericana de San Agustín. 2010-2015: se unió a la Asociación Yucateca de Grabado y Litografía A.C., donde comenzó su formación como grabador y litógrafo, asesorado por Salvador Baeza. Dentro del colectivo, participó en proyectos de gráfica digital y exposiciones colectivas en el Museo Nacional de la Estampa y el Antiguo Colegio Jesuita. A partir de 2016, ha presentado las muestras individuales Chuke Machuke [Galería La Eskalera, MID, Yucatán], Homo Virtualis [Museo de la Ciudad, MID, Yucatán] y Mal Aire [Umbral Gallery, Bacalar, Quintana Roo], proyectos basados en la investigación del dibujo.


Declaración Artística

La base de mi trabajo es el dibujo de memoria. Pienso mis imágenes como objetos que buscan provocar y no como opiniones sobre una realidad objetiva. Me interesan los extremos de la forma, pensar el tema desde la imaginación técnica. Entiendo la expresión plástica como un diseño gastronómico y sensorial, que busca erosionar estómagos e inyectar estímulos de apertura mental. No creo que existan esencias internas en la construcción de un lenguaje. Esta suerte de identidad no es más que una concentración crítica de mi entorno. En un mundo azaroso, el arte construye sentido ineludiblemente. Por ello, es necesario trabajar el sentido estético con rigor, evitando clichés, mediante la belleza profunda, el diálogo y el autoconocimiento.




Imágenes + Texto: Adrián Bastarrachea & ConejoBelga