CONEJOBELGA

19 abril 2018

marisol rodríguez_huracanes en dakar


MARISOL RODRÍGUEZ [CIUDAD DE MÉXICO, 1984], periodista y curadora invitada a la 13ème  BIENNALE de L’ART AFRICAIN CONTEMPORAIN / Dak’Art 3 mai > 2 juin 2018], nos explica en qué consistirá la participación de MID51 y bajo qué condiciones ha surgido este cruce entre ÁFRICA y la ZONA DE LOS HURACANES.


¿cuáles han sido los principales retos/desafíos/experiencias en relación a la curaduría de Dak’Art 2018?

la participación misma está planteada como un gran reto: entrar en la sintonía del tema general del evento y aportarle algo desde nuestra geografía, conocimientos, referencias tanto al público de DAKAR como al público internacional de las bienales en general. a la par de este nivel conceptual están en juego cuestiones materiales que son también un desafío pues, en la lógica precaria de la curaduría independiente actual, fuimos invitados sin ningún presupuesto y con un apoyo de la BIENAL muy somero, lo que nos lleva a constantemente calibrar entre las ambiciones de la propuesta y lo que, de modo realista, somos capaces de producir-transportar-etc. en este sentido, espero en unos días poder decirte que logramos hacer una participación contundente y memorable, al final de la cual espero no encontrarme en total bancarrota!


¿en qué momento entra MID51 a este proyecto y por qué consideras pertinente su inclusión?

desde el principio, fueron mi primera y única opción para participar en la bienal. en 2016 visité DAKAR, durante los últimos días de la bienal anterior, y lo que más me marcó de las estrategias artísticas locales fue su carácter social, el hecho de que el trabajo en equipo, la discusión, la labor editorial y la reivindicación de la cultura e historia propia están al centro del trabajo por sobre la producción de objetos y exposiciones. en su momento no lo conecté con MID51, pero cuando SIMON NJAMI me invitó a esta bienal, pensé que no solo geográficamente es coherente invitar a artistas del CARIBE –geográficamente la región gemela de ÁFRICA del oeste– sino que conceptual y me atrevo a decir, ideológicamente, MID51 es el único colectivo de esta región que tiene una actitud y una serie de referencias –incluido explícitamente su modo de abordar la actualidad postcolonial de la región –que pueden a la vez aportar y tener una fuerte resonancia en DAKAR.  


¿cuál es el contexto específico dentro del cual se inserta MID51 en Dak’Art 2018 y de qué forma consideras que las ideas disruptivas de jd pueden atizar el fuego? 

las obras que preparamos constituyen un ambiente participativo que podrá visitarse en el MUSEO IFAN  [ le MUSÉE THÉODORE-MONOD D'ART AFRICAIN, longtemps appelé MUSÉE DE DAKAR ou MUSÉE DE L'IFAN, est un musée situé à DAKAR et faisant partie de I’INSTITUT FONDAMENTAL D’AFRIQUE NOIRE –IFAN-, au sein de I’UNIVERSITÉ CHEIKH-ANTA-DIOP ], a unos 10 minutos de distancia de la sede principal de Dak’Art. este museo alberga las 5 exposiciones de los curadores invitados. nuestra propuesta comparte el primer piso del museo con la curadora noruega MARIANNE HOLT, cuya exposición es conceptual y hasta cromáticamente opuesta a la nuestra. por supuesto, las ideas disruptivas de joan marcan el ritmo de la mayoría de las piezas, las cuales expresan de modo simple y directo distintas críticas –a la bienal misma por ejemplo– pero también preocupaciones por el devenir de la HZ [ HURRICANE ZONE o ZONA de HURACANES ].





¿crees que el discurso anti-establishment de jd sigue siendo vigente dentro de una estructura cultural más bien acomodaticia y orientada hacia el consumo? 

no creo que joan tenga tanto un discurso anti-establishment como una visión implacablemente crítica hacia las estructuras culturales, lo cual me parece sano y peligrosamente escaso al menos en nuestra HURRICANE ZONE. como sabes, la crítica de arte en MÉXICO es raquítica y cualquier intento de debate se confunde con frecuencia con una batalla entre gladiadores plagada de argumentos ad hominem donde las tensiones importantes a discutir quedan siempre en segundo plano. por otro lado, precisamente porque la estructura cultural actual está orientada al consumo anodino es importante insistir en estas visiones críticas y hacer, desde la trinchera curatorial, todo lo posible por darles visibilidad.


bajo un punto de vista crítico, ¿cuál es la aportación de jd al arte contemporáneo? ¿ha evolucionado desde landings a ZAM ZAM? ¿consideras que hay un legado, un modo de operación o una filosofía?

sin duda hoy ha dejado de ser una rareza [ o un delirio como hace 10 años me decían cuando escribía al respecto ] hablar del CARIBE y CENTROAMÉRICA como parte del todo del arte contemporáneo mundial, y joan es en parte responsable de esto. vemos por ejemplo a los hermanos POYÓN [ por nombrar 2 que tengo muy presentes pero podría decirte muchos otros ] en exposiciones internacionales como una normalidad, lo cual hace unos años no era posible: que hubiera buen arte contemporáneo y buenas ideas y acción social real saliendo de CENTROAMÉRICA nadie más que jd lo defendía, y lo ha defendido a capa y espada durante muchos años sin protagonismos.

sin embargo, lo que te digo es paradójico porque no era esto la finalidad de joan, quien tiene un discurso reivindicativo de acción artística-social-política para mejorar efectivamente las condiciones de la región, no para que los artistas se integren a una maquinaria, como decías, de consumo y vedetismo. así es que, si bien muchos de los artistas que tuvieron sus primeros fogueos internacionales de la mano [ o bajo el látigo, diría más bien ] de joan, son pocos los que han integrado ese discurso explícitamente combativo a su vida diaria para hacer política con cada acción cotidiana. esos artistas y esos escritores que, como yo, nos alimentamos desde hace una década –o más– de esa energía, somos ese legado potencial que mencionas, pero es una responsabilidad personal el activarlo y reproducirlo, lo cual es el trabajo de una vida.


¿cómo ha sido el proceso de trabajo actual con MID51 y en qué punto se encuentra actualmente?

se ha hecho a través de muchas reuniones por skype, la visita que te decía antes a DAKAR en octubre y en una reunión crucial que tuvimos joan y yo en BRUSELAS el 23 de diciembre pasado. además de esto hay un torrente de correos que dan cuenta de todos los detalles de cada pieza que se ha hecho y muchas otras piezas, acciones y artistas que se quedaron en el camino. hoy, a menos de 3 semanas de la inauguración, todas las piezas están hechas, estamos listos para llegar al espacio en unos días y enfrentarnos al reto de la instalación, que es, como dice joan, otra película. esto solo por hablar de mi relación con MID51, pero de su lado hay una red entre MIDBZEGENÈVEEIVISSACIUDAD DE MÉXICO, en donde están los cerebros que le han dado forma a las obras que presentamos en unos días.



a vista de pájaro, ¿qué tan distinto es el funcionamiento de la maquinaria cultural en EUROPA, específicamente en la región donde vives [ PARÍS ], con respecto a lo que habías vivido en MÉXICO?

es un tema muy amplio, especialmente hablando desde PARÍS y LONDRES, en donde reconozco cómo funciona la maquinaria de las industrias culturales, que ya de por sí entre las 2 ciudades es abismalmente distinta, pero digamos que el término de industria no es aquí solo epíteto, sino que significa realmente una integración del mundo creativo a la economía del país, y esto se valoriza a través de apoyos del estado a distintos niveles y sobre todo, a través de una retroalimentación entre industrias. se entiende pues que el arte no es un capricho o un embuste, sino que es algo económica y culturalmente vital para el día a día del país y de EUROPA. esta noción de industria cultural tiene muchos bemoles, pero en general pienso que es algo positivo para las comunidades creativas. ¿en MÉXICO sucede esto? no creo. los artistas, curadores, escritores, investigadores y trabajadores de la cultura nos encontramos siempre pidiendo auténticas limosnas para hacer nuestro trabajo, aceptando contratos –o la ausencia de– y condiciones impensables porque la gente tiene una noción muy anacrónica de la cultura, de lo que es valioso, de lo que se debe apoyar o no, y en general se piensa que la cultura y el arte son prescindibles para un país, algo que se refuerza cada vez que la secretaría de cultura impone cortes presupuestarios, o insulta a sus trabajadores y proveedores al no pagarles a tiempo sus sueldos, por ejemplo. 


¿cuáles son los principales rasgos de tu trabajo curatorial, en el caso de que exista una orientación o un trazo visible?

mi trabajo curatorial parte de la investigación y está en diálogo con aspectos de la historia cultural o la cultura popular. me interesa revalorizar los productos culturales menospreciados por ser simbólicamente próximos a las clases trabajadoras para entender y provocar reflexiones en torno a la estratificación social y las distinciones entre alta y baja cultura. mi producto cultural favorito son los comics y las historietas, mismas que he estudiado y expuesto desde el 2012, regreso con frecuencia a ellas en distintos proyectos, directa o indirectamente.


¿cómo conociste a jd y qué impresión te dejó las primeras veces que interactuaron?

hace un poco más de 12 años, después que publiqué mi primer artículo en un revista impresa [ REPLICANTE ] me llamó a mi celular de la nada, le había pedido mi teléfono a mi primer editor, ROGELIO VILLARREAL. lo conocí al día siguiente y después de una especie de entrevista tipo policial me invitó a MID para escribir sobre landings 2. ¿las impresiones? escribí mi tesis de maestría de periodismo político sobre él. lo que puedo decir es que su actitud implacable me inspira y el hecho de que no esté siempre de acuerdo con su estrategia contenciosa contra el mundo del arte [ en el cual yo trabajo al 100% en distintas capacidades ] ha alimentado nuestra larga y siempre inacabada conversación.


edición de textos: CHRISTIAN NÚÑEZ + JOAN DURAN
imágenes: MID51