CONEJOBELGA

22 mayo 2012

Dos discos de Piazzolla y de ahí me voy por las ramas




Dos discos de Piazzolla 
y de ahí me voy por las ramas


Nonesuch editó dos discos de Piazzolla obligatorios, La camorra y The rough dancer and the cyclical night (Tango apasionado). Yo comencé mi recorrido por el nuevo tango después de una película con música de Tosca Tango Orquesta, Waking life. Vienen temas perfectos, para usar la palabra exacta: Lastima grande, La cosa pequeña y claro, Ballade 3. Antes grababa recopilaciones instrumentales, me acostaba oyéndolas. Ballade 3 era como fumarse un porro con la muerte y recomendarle un Vuelvo al sur por ejemplo, con la voz abatida de Roberto Goyeneche El Polaco. Cómo olvidar Bandoneon, interpretada en A man without past por Antero Jakoila. Las demás veces que escuché Bandoneon difícilmente conseguí dormir. Necesitaba un poema de Sabato, un exorcismo que dice así, faltaba más:

Tal vez a nuestra muerte el alma emigra:
a una hormiga.
a un árbol,
a un tigre de Bengala;
mientras nuestro cuerpo se disgrega
entre gusanos
y se filtra en la tierra sin memoria,
para ascender luego por los tallos y las hojas,
y convertirse en heliotropo o yuyo,
y después en alimento del ganado,
y así en sangre anónima y zoológica,
en esqueleto,
en excremento.
Tal vez le toque un destino más horrendo
en el cuerpo de un niño
que un día hará poemas o novelas,
y que en sus oscuras angustias
(sin saberlo)
purgará sus antiguos pecados
de guerrero o criminal,
o revivirá pavores,
el temor de una gacela,
la asquerosa fealdad de comadreja,
su turbia condición de feto, cíclope o lagarto,
su fama de prostituta o pitonisa,
sus remotas soledades,
sus olvidadas cobardías y traiciones.

Pero digo que Nonesuch editó dos discos de Piazzolla que nadie debe perderse, aunque sean varios títulos los que quiero recomendarles, porque ahí están Tracing Astor y Hommage à Piazzolla —grabados por Gidon Kremer— y con esto se forma un cuarteto, sin olvidar Tango zero hour, el mejor disco de Piazzolla según Piazzolla, quien, sobre decirlo, no congenió con Borges a pesar de haber tenido un proyecto en común, El tango, y del cual, cuenta la leyenda, nació el Tango apasionado, sólo que sin letras, porque Borges se enojó. Este CD es trabajo fino y redondo, aunque se compone de piezas breves y no de esos alucines de tango progresivo tipo Concierto para quinteto o La camorra 1 & 2. Pero decir breve no le quita un sentimiento profundo a piezas como Prologue, Milonga for three, Leonora’s song, Butcher’s death y el Finale. Omití tracks pequeños y magníficos; hay que depurar.

Les diré que Piazzolla no fue muy bien tratado en Argentina cuando regresó de París; decían que lo suyo no era tango, sino otra cosa, un híbrido, un insulto. ¿Y qué tiene de malo? Su revolución fue desacralizar el género, llevarlo al territorio de la música orquestal, fusionarlo con el jazz, hacerlo extremadamente moldeable, y mantener una calidad y un gusto de primera. Después de Piazzolla no hubo reemplazos. Siguen dándose fusiones, como las de Gotan Project, aunque no del mismo calibre. Un álbum poderoso: Inspiracion-Espiracion Remix Disc 1 & 2, que trae Confianzas, The man, Percusión y La del ruso, ese cuarteto íntimo. Porque chequen la letra de Confianzas:

Se sienta a la mesa y escribe.
Con este poema no tomarás el poder, dice.
Con estos versos no harás la revolución, dice.
Ni con miles de versos harás la revolución, dice.
Y más: esos versos no han de servirle para
que peones, maestros, hacheros, vivan mejor,
coman mejor, o él mismo coma, viva mejor.
Ni para enamorar a una le servirán.
No ganará plata con ellos.
No entrará al cine gratis con ellos.
No le darán ropa por ellos.
No conseguirá tabaco o vino por ellos.
Ni papagayos, ni bufandas, ni barcos,
ni toros, ni paraguas conseguirá por ellos.
Si por ellos fuera la lluvia lo mojará.
No alcanzará perdón o gracia por ellos.
Con este poema no tomarás el poder, dice.
Con estos versos no harás la revolución, dice.
Ni con miles de versos harás la revolución, dice.
Se sienta a la mesa y escribe.

La camorra, si no me quiero seguir desviando, consta de siete piezas, y entonces Piazzolla deslumbra por su manejo de las transiciones en una sola melodía, y hace lo imposible, te pone en un estado de ánimo —digamos, la tristeza— y enseguida cambia de ritmo y tono, te pone feliz. Esa bipolaridad indica el pleno dominio del argentino con su bandoneón, y mejor le paramos de una vez, porque si no el árbol va a subir al cielo. Muchachos: escuchen Fugata y sean felices.

–Christian Núñez

La camorra
Astor Piazzolla
Nonesuch, 2007

The rough dancer and the cyclical night (Tango apasionado)
Astor Piazzolla
Nonesuch, 2000