CONEJOBELGA

10 abril 2017

reflectores, funerales y suburbios neón


El fuego de Arcadia sigue vivo.

1. Podría decirse que la trascendencia de una banda se mide por el grado de inmersión emocional que sus canciones provocan a niveles microscópicos, donde no solo entran la subjetividad y los recuerdos, sino también las conexiones neuronales. Las melodías fungen como pretextos para rupturas, enamoramientos, bodas, cortejos fúnebres. Días de pesca y noches de sismos. Un ejemplo, intencionadamente kitsch: cuando miras el video de Can You Feel It, resulta evidente que The Jacksons se estaban adelantando al espíritu de los tiempos. El multiculturalismo, la globalización y las relaciones que luego serían redes sociales ya están ahí. En una canción de 1980 que pone a bailar presente, pasado y futuro. Y abraza con optimismo, de un solo golpe, funk, soul y mainstream.

2. Cuando descubres que una canción empleada con inteligencia en cierta escena de un filme, o en los créditos finales, te deja completamente trastornado, sintiendo hormigas y fantasmas en el tórax, no puedes negar que algo pasó. En Boyhood (2013), el filme de Richard Linklater que captura el paso del tiempo como si fuera chicle estirándose, el tema final es Deep Blue, de Arcade Fire—incluido en The Suburbs (2010). Una composición sobre la incertidumbre ante los cambios y el miedo a las transiciones. La letra alude (aunque no de modo exclusivo) a la poderosa computadora creada por IBM para vencer al ajedrecista ruso Gary Kaspárov. Hay una trama dentro de otra, lo que llamamos intertextualidad. Linklater puede gustarte o no, pero la canción del reparto vale oro.

3. Al parecer, a Win Butler y Régine Chassagne—papá y mamá de Arcade Fire—les fascina componer letras emotivas y contarnos historias. Quizá no lo sepas, pero Funeral (2004), su primer álbum, fue titulado así como un homenaje póstumo a los familiares de los músicos que fallecieron durante su grabación. Neighborhood 2 (Laïka), Wake Up y la sombría In The Backseat irradian el tono amarillo de las fotografías viejas. Laika, otro personaje moscovita, fue la primera perra callejera en llegar al espacio. En sus tiempos, a los astronautas rusos se les decía, cariñosamente, cosmonautas. Laila viajó tan lejos que logró darle la vuelta a la Tierra, pero no pudo volver para ladrarlo. Se le acabó el oxígeno en órbita. Un monumento para ella por favor.
 
 
4. Aunque no sea una placa 100% original de Arcade Fire, pues en ella participa Owen Pallet, el score de Her (2013) remite a los tintineos de Bell Orchestre. Si tienes oportunidad, escucha Les Lumieres Pt. 2, Salvatore Amato y Dark Lights. Tres músicos tocan en ambas agrupaciones: Pietro Amato, Sarah Neufeld y Richard Parry. Y ya que hablamos de colaboraciones afortunadas, los coros de Reflektor, primer single del disco homónimo lanzado en 2013, los grabó David Bowie, quien siempre se había declarado un fiel creyente de Arcade Fire. Ya en 2006 se habían presentado juntos en el Fashion Rocks británico y, como resultado de ese crossover, lanzaron un EP con tres diamantes: Life on Mars, Wake Up y Five Years. Riqueza acústica por doquier.

5. A estas alturas, varias canciones de Arcade Fire tendrían que ser incluidas en el playlist generacional de nuestro dispositivo móvil. Con su sonido barroco, retrofuturista y adicto a la nostalgia, Neon Bible (2007) fue grabado en una iglesia de Montreal. La mayoría de los críticos asociaron el título con la primera novela de John Kennedy Toole. Butler se empeñó en matizar esa referencia, ampliando su radio de acción. Pero las raíces reclaman a sus hijos: el músico fue educado entre mormones, y en la atmósfera de la placa se respira una especie de mística que arroja reflectores sobre el amor, la muerte y el mal. Asuntos que nos preocupan desde tiempos inmemoriales. Cantamos porque no comprendemos nada. La intensidad es el coro de nuestras vidas. Un crescendo pop inunda el espacio.


STUDIO ALBUMS
Funeral (2004). Merge Records.
Neon Bible (2007). Merge Records.
The Suburbs (2010). Merge Records + Mercury Records.
Reflektor (2013). Merge Records + Sonovox.