CONEJOBELGA

17 septiembre 2014

el ser y la nada: entrevista con adrián bastarrachea



  el ser y la nada
entrevista con adrián bastarrachea
por christian núñez

  
La obra visual de Adrián Bastarrachea (Tixkokob, Yucatán, 1990) repasa la tradición gráfica europea y se inspira en géneros como el jazz y el noise. Con un lenguaje que a veces remite a Bacon, otras al cubismo, sus piezas recientes plantean preguntas sobre la identidad, ese delgado hilo que une el ser y la nada.  


Dibujo e impacto visual
Mi proceso creativo técnicamente es el azar, casi siempre parto de un garabato, de ahí surge la composición y los valores tonales, por ese mismo azar podría surgir alguna anécdota, pero casi siempre es inconsciente. Sin embargo tal libertad cuido que no caiga en la floritura, me gustan las imágenes potentes. Con los años, la reflexión y la práctica me fueron llevando a observaciones que tienen que ver con mi perfil psicológico, mis relaciones personales, mi vida en Yucatán y el significado que tiene para mí el dibujo. Yo dibujo para ver, es un ejercicio de observación.
 
Identidad y origen
Trato de tener presentes a los maestros del grabado y la pintura occidental, desde los renacentistas hasta los vanguardistas del siglo XX, incluso a algunos maestros aún vivos, artistas jóvenes, colegas y demás. Uno de los problemas que me angustia como dibujante es la falta de origen, no provengo de ninguna escuela, ni siquiera mi formación como diseñador podría reconocerse como una. Creo que verme en esta realidad me ha llevado inevitablemente a reflejar en mi trabajo esa angustia por no saber quién soy.

Otra preocupación constante es el “quehacer estético” mismo. No estoy seguro si la estética sea un camino verdadero para lograr algo, o si podrá conducirme a algún lugar. Creo que el no saberlo lo hace tan importante.


sin título_dibujo en tinta china sobre papel_2013

Jazz
Hay otras cosas que me influyen también. Una de ellas es la música. Creo que con la música empecé a educarme sentimentalmente en la adolescencia y fue una referencia importante para comenzar a descubrir mi actitud en el dibujo. No me influye la música desde un punto de vista sinestésico, sino estético. El jazz, en especial el jazz de vanguardia y la música culta del siglo XX, han tenido gran influencia en mí en los últimos años, así como también, claro, las manifestaciones musicales actuales como la escena noise y el free jazz. Me siento cerca de esa música, siento que comparto esa búsqueda desgarrada de una identidad por medio de la euforia lúdica.
 
Francis Bacon
Bacon sí es una influencia visual, sin embargo me es más importante la actitud plástica de los autores que sus imágenes. No me importan mucho los objetos, creo que por eso me gusta la imagen digital; en gran medida aprendí con la computadora incluso antes de hacer grabado, y pintores como Bacon influyeron en mí de una manera extraña. Bacon nunca pudo explicar su obra de una forma convincente (al menos en las pocas entrevistas que conocemos). Yo digo que en eso nos parecemos y no tanto en las imágenes [risas]. Mis retratos son como cuando vas al peluquero y no te hace el corte que tú quieres sino el que él quiere; es similar conmigo, se trata de hacer con la gente lo que yo quiera, y en ocasiones se han desconcertado.


Tixco panorámico_técnica digital_2013-2014

Pausa creativa
Últimamente estoy en pausa, mis ideas radican en cosas más mundanas como ganarme la vida. No está fácil. El arte creo que es sólo un juego, un juego serio, aunque no me preocupa mucho realmente. Soy un dibujante, un grabador, o un diseñador que pinta, como sea, trato de estar consciente de mi trabajo como un oficio, como un conocimiento que cultivo para fines espirituales y a veces económicos.
 
Poesía
A veces escribo poesía, pero de una manera muy informal, soy un aficionado. La música es mi oficio frustrado, creo que por eso trato de hacer música con las imágenes.


Ah Um_aguafuerte/aguatinta/punta seca_50 x 34 cm_2013

Calidad
En Mérida necesitamos mejores escuelas, y en los artistas más profundidad, poner primero el criterio de la calidad y no el del compadrismo (en el caso de las instituciones) para dar los espacios. Y también hace falta más organización por parte de los artistas plásticos yucatecos.
 
Ex-Gráfica
Formé parte de un taller de gráfica en Mérida algunos años, Ex-Gráfica A.C., donde me formé como grabador y desarrollé una obra gráfica. También colaboraba en algunos proyectos, incluso hice caricatura política.

No obstante, estoy un poco apartado de la comunidad artística meridana, por cuestiones de personalidad. Soy naturalmente solitario.
 
Próximamente
En este momento estoy buscando espacio para exponer mi obra en grabado, espero este año o en 2015 ya tener mi primera exposición individual. También estoy por iniciar una etapa en pintura, y tratando de darle otro enfoque a mi trabajo, con otras disciplinas como la literatura.


Acerca de Adrián Bastarrachea
 Cursó estudios de Diseño y Comunicación Visual en la Universidad Mesoamericana de San Agustín. Tomó un curso de huecograbado y grabado en relieve en el taller Ex-Gráfica A.C. con el maestro grabador Salvador Baeza. A su vez, fue miembro activo en este taller colaborando en proyectos sobre gráfica. Ha participado en diversas exposiciones en el Museo de la Ciudad de Mérida y encuentros en Tabasco y la Ciudad de México en el Museo Nacional de la Estampa.
 
[Imágenes: Cortesía del artista]